Google

lunes, 15 de octubre de 2012

Hartos de la mediocridad

La historia se repite. Partido clave para el equipo soriano, por la mañana, con televisión. Enfrente un Elche arrollador, con los mejores registros goleadores de la categoría. A nuestro favor, unos números defensivos de ensueño, tan solo 4 goles encajados en 8 jornadas. La historia se repite porque una vez más el Numancia falla estrepitosamente en partidos que sirven para saber si estarás arriba o no. Los 4 goles encajados hasta la fecha se duplicaron en un solo partido. El Elche fue un vendaval y el Numancia un coladero.
 
Pablo Machín, entrenador del CD Numancia

Un año más el Numancia deambula por la zona media de la Liga Adelante sin otra aspiración mayor que salvar la categoría. Algunos diréis que es sólo un mal partido. Yo ya estoy cansado de que este equipo no ilusione. Quizás Soria no puede aspirar a más. Quizás la Liga Adelante sea nuestro sitio y debamos estar agradecidos por llevar tantos años en la LFP. Pero lo que no puede perder nunca un club es la ilusión. ¿Con qué fuerzas van a bajar los 3.000 fieles socios en las heladoras tardes de invierno si saben que el objetivo no es otro que la permanencia? El fútbol es un deporte, pero a la vez es un negocio, y el Numancia además de ser un club, es una empresa. Tiene las cuentas mejor saneadas de los 42 equipos que compiten profesionalmente en España. Pero está distanciándose de una masa social fiel, pero cada vez más cansada de una falta de ambición a corto y largo plazo alarmante.
 
Nos han repetido mil veces que no hay que hacer locuras con fichajes que no podemos pagar. Y estoy de acuerdo. Sobrevivimos año tras año con fichajes de Segunda B, lo cual es muy meritorio. Nos entrena un míster interino, con lo que el gasto se reduce a la mínima expresión.  Pero a diferencia de una empresa, el fútbol no sólo es ajustar unas cuentas. Se debe incentivar al aficionado. Proponer algo que ilusione al socio que mantiene el proyecto. Objetivos ambiciosos, sin caer en la utopía. Objetivos que empujen hacia Los Pajaritos a los aficionados aunque nieve y haga tres grados bajo cero. Objetivos que hagan plantearse al aficionado rojillo desplazamientos fuera de Los Pajaritos para arropar a su equipo.
 
No soy el más indicado para hablar de esto, pues perdí la ilusión en el club hace un par de temporadas. El estancamiento aburre. Sigo al Numancia y lo apoyo, porque he sido muy aficionado desde pequeñito, pero cuando ves que al club no le interesa para nada ascender un peldaño, piensas que tampoco merece la pena que le dediques al club más energía de la necesaria.
 
Desde estas líneas pido a la Junta Directiva y al club que replanteen la estrategia deportiva que están llevando en los últimos años. Un club lo forman los jugadores, los utilleros, los directivos, los entrenadores, pero por encima de todo, su masa social. Y con esta mediocridad permanente, de la cual muchos estamos hartos, la están perdiendo poco a poco.
Publicar un comentario